n

Nunca digas no puedo

Fuera la depresión

Me llamo Myriam y tengo 43 años.

A los 21 años tuve mi primera depresión. Se repitieron con puntualidad británica a la llegada del otoño durante 6 años consecutivos. Después, afortunadamente, desaparecieron, pero dejaron un montón de miedos y angustias en mi. La depresión en sí ya no me acompañó hasta mucho tiempo después, pero el estado depresivo era ya parte de mi carácter. A lo que añadí una ansiedad terrible y un miedo enfermizo a todo aquello que me exigiera un esfuerzo de adaptación, vamos, miedo a lo desconocido, a la incertidumbre…

Leer más…

1 2 Ir arriba