Una respuesta a La realidad es ésta
  1. marta Responder

    No podemos cerrar los ojos ante las necesidades de nuestros hermanos.

Deja un comentario