Una respuesta a Triunfo y llanto
  1. marta Responder

    Delirio de amor es oír el lanro de ese bebé. Gracias Señor.

Deja un comentario