Una respuesta a Señor en el supermercado
  1. marta Responder

    Si das amor, siempre recibes amor.
    A mi, siempre me ayuda a meter la compra en el coche un señor cubano y ya es casi como un amigo.

Deja un comentario