Sufro de amor

A las personas que desempeñan su trabajo con entrega y amor y no son valoradas.
Si además sumamos que padece consecuencias por una negligencia de otros, me arde el corazón que siempre en nuestro país nadie tiene la culpa. Señores, contención y amor.

Deja un comentario

Tú dirección de correo no será publicada. Por favor, introduce nombre, email y el comentario.