Archivo diario: 23/04/2014

Una chica autista que pudo comunicarse y explicar su sufrimiento

Carly Fleischmann nació en Toronto, Canadá, y a una edad muy temprana fue diagnosticada con retraso mental asociado a un autismo severo. Ella tiene una hermana gemela que nació sin ninguna enfermedad y aquí comienza la increíble y emotiva historia de esta joven que consiguió ganarle a la adversidad y pudo comunicarse con el mundo de una forma particular. Así, logró contar lo que sufre estando en un cuerpo que no puede controlar.

Con muy poco tiempo de vida, Carly comenzó terapias intensas para tratar de aliviar los ataques y poder hablar, pero nada parecía servir. Gracias a sus maravillosos padres, pudo ganarle a la adversidad ya que los médicos predijeron que ella nunca se desarrollaría intelectualmente más allá de las capacidades de un niño pequeño.

Un día, a los 11 años, Carly se sentó frente a una Notebook y comenzó a escribir, con un solo dedo, y allí empezó este cambio incréible en su vida. Las primeras palabras que se vieron en la pantalla fueron “Lastimada” y después se pudo leer “Ayuda”.

Desde ese momento, la tecnología la ayudó a poder expresar sus sentimientos y a escribir aquello que nunca había podido expresar, demostrando así que tenía la inteligencia de cualquier chica de su edad. Pero lo más conmovedor es ver cómo ella describió lo que sentía al estar en un cuerpo que no le responde y por qué se comporta de la forma que lo hace (taparse los oídos, dar golpes, balancearse de atrás para adelante, etc).

Además, le pudo contar a su familia qué es lo que le gusta y le divierte, cómo le gustaría ser, pero no puede ser y cómo le gustaría que la trataran. Sobre todo, esta herramienta le sirvió para poder agradecerles a sus padres el hecho de no haberse rendido y haberla ayudado siempre.

Gracias a Carly se pudieron descubrir las claves sobre cómo funciona la mente de un autista, que hasta hace poco era un misterio.

Y esta gran luchadora que nunca bajó lo brazos hoy hace una vida un poco más normal y puede relacionarse con otra gente. Por ejemplo, sale con su hermana y sus amigas, y hasta llegó a publicar un libro titulado Carly’s voice.

 Ir arriba