“Todo duerme en torno mío, y mi alma está tranquila. Te doy gracias, ¡oh Dios!, por haberme concedido en momento tan supremo resignación tan grande”
Los sufrimientos del joven Werther

— Goethe

Deja un comentario

Tú dirección de correo no será publicada. Por favor, introduce nombre, email y el comentario.